Antipop es una marca de ropa y accesorios de moda. Empezó como una marca de turbantes por una cuestión de tiempo y fue expandiéndose hacia la indumentaria.
La marca tiene como objetivo la realización de prendas simples pero con un estilo y una impronta muy marcadas que permiten combinar el confort al mismo tiempo resaltar la sensualidad y la belleza de TODOS los cuerpxs –femeninos- (o todxs aquellxs que quieran usar las prendas). La idea es que todas las prendas sirven para usar en muchos contextos, ya que son informales pero su versatilidad permite que queden bien con muchos looks. El atractivo reside en que lxs consumidores pueden interesarse en la marca por muchos motivos (para entrenar, salir, estar en su casa, etcétera).
Hay una consigna latente en todos los productos, que implica sobre todo la liberación de lxs cuerpxs, el cuestionar constante de ese “deber ser” que tanto oprime, y la alegría y el placer que implica PODER SER y mostrarse sin prejuicios abandonando un poco el miedo a la mirada del otrx. La ropa construye el “yo” de cada día y el sustrato filosófico de Antipop apela a esa que esa construcción sea desde la aceptación, el amor y la posibilidad del juego al elegir cada atuendo. Desde lo objetivo, entendemos la vital importancia del trabajo colectivo, del soporte constante y la toma de conciencia de la necesidad de crear redes de intercambio y colaboración que fomenten darle luz a todo proyecto artístico y autogestivo. Nos encanta colaborar con otrxs artistas y emprendedores.
Confeccionamos las prendas por pedido bajo el paradigma de "slow fashion" (moda lenta) para no generar desperdicio de telas e insumos y, asimismo disminuir el gasto en recursos energéticos.
Creemos que el "fuerte" de Antipop es comunicar a través de las prendas. Entendemos que a ropa construye el “yo” de cada día y el sustrato filosófico de la marca apela a esa que esa construcción sea desde la aceptación, el amor y la posibilidad del juego al elegir cada atuendo. Creemos que vestirse es también un acto político y en nuestra filosofía hay también algo de eso. En todo el proceso productivo están muy presentes como máximas la defensa de la soberanía del individuo y su cuerpx y la firme necesidad de construir y ver la moda más alla del paradigma consumista. Por ello, se buscan incluir todxs los talles, realizar colaboraciones entre colegas y concientizar sobre la necesidad de derribar los viejos estándares de belleza (sobre todo la femenina).

La"cara visible" y creadora de la marca soy yo, Gogó, aunque sería absurdo pensar que ANTIPOP soy yo sola. Mucha gente colabora en que sean posibles los diseños, las estampas, la confección y la logística. Siempre desde el amor,  el respeto y el trabajo bien remunerado.